Así es, el gran escritor Miguel de Cervantes Saavedra, estuvo encarcelado en la Cárcel Real de Sevilla. Ésta se encontraba, en la confluencia de las calles Sierpes y Entrecárceles, donde actualmente se encuentra la sede de una entidad bancaria.

El motivo de su encarcelamiento, viene originado por temas económicos. Durante su etapa en Sevilla, Cervantes fue recaudador de impuestos, llagando a pasar por sus manos ingentes cantidades de dinero. Llegó un momento, en que fue acusado de quedarse con parte de esos impuestos, todo ello debido a algunos errores de sus ayudantes.

Posteriormente sería liberado, ya que se demostró que no había tenido culpabilidad alguna en los hechos de los que se le acusaba.

Durante su estancia en la cárcel, se dice que empezó a escribir su histórica obra Don Quijote de la Mancha.

Actualmente, existe un monumento dedicado a Miguel de Cervantes, junto al edificio donde se encontraba dicha Cárcel Real.

Deje su comentario

comments