Así es, en la actual Avenida de Eduardo Dato esquina con Diego Angulo Íñiguez, se encuentra el último resto de lo que fue esta plaza de toros. Se denominaba como “Monumental”, debido a su gran tamaño y capacidad. Ésta superaba las 23.000 localidades, siendo mucho mayor que la Maestranza. Fue construida entre los años 1915 y 1918, por los arquitectos José Espiau y Francisco Urcola.

El origen de esta plaza viene, por las diferencias entre Joselito el Gallo y la dirección de la Real Maestranza. A consecuencia de ellas, el torero adquiere unos terrenos en el lugar referido en el párrafo anterior. Después de diversas dificultades a la hora de su construcción (pruebas de carga, etc), el proyecto sale adelante.

La inauguración se produce en 1919, con una corrida en la que participa el propio Joselito el Gallo. Pero la muerte de éste al año siguiente en Talavera de la Reina, hizo que la plaza de toros Monumental entrara en crisis. La afluencia de público a los festejos empezó a disminuir, cerrando en 1921 y siendo demolida nueve años más tarde en 1930.

Fuentes bibliográficas:
-Sevilla desaparecida (Nicolás Salas).
-Apuntes para conocer Sevilla (Jaime Passolas).

Deje su comentario

comments