Miguel de Mañara y Vicentelo de Leca nació en Sevilla en 1627, en el palacio que poseía su familia en la actual calle Levíes (actual sede de la Dirección General de Bienes Culturales de la Junta de Andalucía). Fue bautizado en la cercana Parroquia de San Bartolomé, en pleno Barrio de la Judería. Era un caballero rico y poderoso, al que se le atribuían hechos fabulosos y múltiples aventuras que hicieron que su vida estuviera envuelta en un halo de misterio.

De buenas a primeras, Miguel de Mañara renunció a la vida que llevaba, pasando a servir a los más pobres. Este cambio trajo como consecuencia el que fuera considerado como una figura relevante en la Sevilla del siglo XVII.

Para poner en marcha este sustancial cambio, ingresa en la Hermandad de la Santa Caridad. Institución nacida para enterrar a los muertos ahogados, suicidados o sin nadie que les diera cristiana sepultura. El interés y desvelo que siempre demostró hacia los demás, así como su labor dentro de la Hermandad le llevaron a ser Hermano Mayor de la misma en 1663. A partir de este momento la Hermandad de la Santa Caridad fue ampliando sus instalaciones, permitiéndole atender a un mayor número de pobres y enfermos.

Miguel de Mañara muere en Sevilla el 9 de Mayo de 1679. Actualmente se encuentra enterrado debajo del Altar Mayor de la Iglesia de San Jorge, perteneciente al Hospital de la Santa Caridad. En su ataúd junto al propio Miguel de Mañara se encuentra un ejemplar de su libro “El Discurso de la Verdad”.

Fuentes bibliográficas:
-Apuntes para conocer Sevilla (Jaime Passolas).
-Personajes sevillanos célebres en la historia (José María de Mena).

Deje su comentario

comments