General y primer Emperador Romano no proveniente de Italia. Nacido en Hispania es considerado uno de los mejores líderes de la historia del Imperio Romano. El segundo de los 5 buenos emperadores, durante su época el Imperio alcanzó su máxima extensión territorial, así como la Edad de Oro del Imperio Romano.

Nació el 18 de Septiembre del 52 a.C. en Hispania, concretamente en Itálica, cerca de Sevilla. Su familia, de origen italiano había decidido asentarse en este lugar. Su padre fue un importante militar y político romano, llegó a ser cónsul y gobernador de Siria.

Fue precisamente en Siria, durante el gobierno de su padre, donde Trajano comenzó su carrera militar. Ascendió rápidamente hasta hacerse con el comando de la Séptima Legión “Gemina” en el norte de España, la que comandó para ayudar al Emperador Domiciano a sofocar insurrecciones bárbaras lo que le sirvió para convertirse en cónsul gracias al apoyo del Emperador, en el año 91 a.C.

Las victoriosas campañas militares que el general Trajano había liderado, propiciaron que éste alcanzara una gran popularidad, sobre todo entre las legiones.

Tras la muerte de Domiciano, Nerva fue el escogido por el Senado para sucederle,  con una vasta experiencia política en el Senado. De avanzada edad, Nerva escogió rápidamente a su sucesor, el general Trajano para ganarse así el apoyo del ejército. Con la muerte de Nerva en el año 98 d.C. Trajano fue proclamado Emperador, con su llegada se inauguró la época más gloriosa del Imperio.

Desde su entrada en la ciudad, se ganó el apoyo tanto de los plebeyos como de los patricios y Senado. Entró en la ciudad a pie y caminó entre los ciudadanos romanos algo que ningún Emperador había hecho hasta entonces. Se caracterizó por su humildad y respeto tanto ante el Senado como ante el pueblo.

Trajano prometió informar al Senado de todos los temas de gobierno, y se dirigió al pueblo diciéndoles: “el derecho a gobernar del Emperador ha de ser compatible con la libertad de las personas que son gobernadas”.

En tiempos de Trajano, el programa de obras públicas se incentivó enormemente. La red de carreteras en Italia fue renovada, se construyeron puentes así como infraestructuras para la gente pobre a la que se abastecía con alimentos y ayudas.

A pesar de la humildad con la que gobernaba, no todo era perfecto en la figura de Trajano, bebedor empedernido y amante de chicos jóvenes, encontraba la guerra como algo divertido, posiblemente porque era realmente bueno en ello. Llevó a los ejércitos romanos a realizar muchas campañas.

La principal campaña militar realizada por Trajano fue la de la Dacia en la que Roma derrotó al poderoso reino Dacio al norte del Danubio, en la actual Rumanía que acabó convirtiéndose en provincia romana para el año 106 d.C. Continuó batallando en Oriente contra el Imperio Parto y más tarde conquistó Mesopotamia.

Con todos los beneficios obtenidos a lo largo de la guerra contra los dacios y en Oriente, se impulsan de nuevo las obras públicas y además se construyeron edificaciones que aun en la actualidad perduran como la Columna de Trajano que relata la campaña de la Dacia, o el Foro de Trajano.

Pasó toda su vida combatiendo en el frente, algo que se le daba muy bien. Sin embargo, el paso de los años había hecho mella en su estado físico y comenzaba a padecer problemas circulatorios. Trajano pensaba que dichos problemas podían ser resultado de un envenenamiento. Finalmente sufrió un ataque al corazón que le dejó paralizado durante un tiempo hasta que murió en Sicilia el 9 de Agosto de 117 d.C.

Trajano logró atesorar la fama del Emperador Romano casi perfecto. Un ejemplo a seguir por los sucesores en el trono.

Fuentes bibliográficas:

-Personajes sevillanos célebres en la historia (José María de Mena).

biografiasyvidas.com

trajano.org

romaimperial.com

Deje su comentario

comments