Juan de Valdés Leal nació en Sevilla, el 4 de Mayo de 1622, por tanto hace hoy 393 años desde esta efeméride. Realizó su formación artística en la ciudad hispalense, siendo muy posible su formación en el taller de Herrera el Viejo. Posteriormente, se trasladó con su familia a Córdoba, instalándose como maestro pintor. Sus primeros encargos de importancia fueron 4 lienzos de grandes proporciones para el Convento de las Clarisas de Carmona. Igualmente recibió el encargo de realizar un retablo para las Carmelitas de Córdoba, terminándolo en 1656.

Se instaló definitivamente en la capital sevillana en este mismo año, haciéndose con una no despreciable clientela, aunque contentándose siempre con trabajos de carácter secundario y a inferiores precios que Murillo. Sus obras eran características del barroco más puro y sevillano, con predominio del tema religioso, destacando los Desposorios de la Virgen de la Catedral de Sevilla y las pinturas para el convento de San Jerónimo.

En 1659, adquiere el cargo de examinador municipal del gremio de pintores sevillanos.

En 1660, Valdés Leal pasa a presidir la Academia sevillana de pintura, de la cual era fundador junto a Murillo, su antecesor en el cargo.

En 1664 ingresa en la Hermandad de la Santa Caridad, donde sus postrimerías han pasado a la historia del Arte convirtiendo la Iglesia de San Jorge, del Hospital de la Caridad, en un museo del barroquismo sevillano. Hablamos de los cuadros “Finis Gloriae Mundi”, y “In Ictu Oculi”. Igualmente, para este Hospital realizó dos tallas de la Virgen del Rosario, siendo la faceta escultórica muy desconocida en este autor.

El 9 de octubre de 1690 Valdés Leal redacta su testamento, falleciendo a los pocos días para ser enterrado el 15 de octubre de 1590 en la iglesia de San Andrés de Sevilla.

A continuación pasamos a tratar la obra de Valdés Leal en Sevilla:

Museo de Bellas Artes (patrimoniodesevilla.es/el-antiguo-convento-de-la-merced-museo-de-bellas-artes):
– La Inmaculada Concepción y La Asunción de la Virgen, los mejores cuadros de altar que Valdés Leal realizó para el Convento de San Agustín de Sevilla.
– Fray Pedro de Cabañuelas y Fray Juan de Ledesma, dos pinturas de gran formato del antiguo Monasterio de San Jerónimo.
– La flagelación de San Jerónimo y La tentación de San Jerónimo, realizados para este monasterio, con temas de la vida del santo.
– La serie de cuadros de San Ignacio, procedentes del claustro de la antigua casa profesa de los Jesuitas.
– El Milagro de las Abejas, del Palacio Arzobispal.

Parroquia de la Magdalena:
– En la capilla del Dulce Nombre (Hermandad de la Quinta Angustia), encontramos la decoración de sus muros por nueve lienzos, destacando la Inmaculada y el Calvario.

Hospital de la Caridad:
– Finis Gloriae Mundi, con cadáveres descomponiéndose y recorridos por insectos, esperando el momento de presentarse ante el Juicio Divino y los símbolos de los pecados capitales.
– In Ictu Oculi, con la muerte llevando debajo su brazo izquierdo un ataúd con un sudario, mientras en la mano porta la característica guadaña.
– El Triunfo de la Santa Cruz, representa al emperador Heraclio adorando la Cruz y despojándose de sus vestiduras para entrar en Jerusalén, alegoría sobre desprendimiento de las glorias del mundo para acceder a Cristo.

Hospital de los Venerables:
– En el presbiterio encontramos la decoración de la cúpula con imágenes de San Pedro y San Clemente.
– En el techo de la Sacristía el mural del Triunfo de la Santa Cruz. En el lado derecho se representa a San Fernando, entregando la mezquita al Arzobispo y en el lado izquierdo se muestra a San Fernando ante la Virgen de la Antigua.

Catedral:
-Podemos visitar la Capilla de San Francisco, en la que tenemos La imposición de la casulla a San Ildefonso, realizada en 1661.
-En el ático de la Capilla de Santiago, se encuentra la pintura del Martirio de San Lorenzo de 1663.
– En la Capilla de los Dolores, se encuentran los Desposorios de la Virgen y San José de 1657.
De su actividad como orfebre, en el Tesoro Catedralicio, tenemos la custodia de Juan de Arfe, que sería restaurada bajo su dirección y sobre todo las láminas del libro de Fernando de la Torre Farfán sobre las fiestas celebradas en Sevilla en 1671, con motivo de la canonización de San Fernando.

Convento de Santa Isabel:
– Encontramos en el muro derecho de la iglesia, un lienzo de la vida de San Ignacio de Loyola, procedente de la Casa Profesa de los Jesuitas.
Parroquia de San Andrés:
-Decoración mural de la Capilla Sacramental, representando la Apoteósis Eucarística y el relieve de la Virgen del Rosario y pinturas de los misterios.

Fuentes bibliográficas:
artehistoria.com
museodelprado.es
arteespana.com
biografiasyvidas.com
visitarsevilla.es
sevillapedia.wikanda.es
sevillainformacion.org
conocersevilla.org
-Apuntes para conocer Sevilla (Jaime Passolas).
-Sevilla Pintoresca (José Amador de los Ríos).

Deje su comentario

comments