foto0879Sevilla vio nacer en 1852 a uno de los humanistas más importantes que ha dado la ciudad. Centró su trayectoria profesional en el estudio del arte y la arqueología, llegando a publicar más de cien obras, lo que hizo de él una referencia obligada para nuevos historiadores. Destaca su faceta como amante de la cerámica, que rescató para mayor esplendor de Triana.

Nació y murió en la antigua Calle de la Venera, la cual desde 1918, lleva su nombre. Su anterior nomenclatura, se debía a una concha situada en la fachada de una de las casas (Actual centro geográfico de Sevilla, patrimoniodesevilla.es/centro-geografico-de-sevilla ). Un año después de la muerte del historiador, y autor de «Sevilla monumental y artística» o «Historia de los Barros vidriados sevillanos desde sus orígenes hasta nuestros días», la calle adoptaría su actual denominación.

Ese fue el reconocimiento en el callejero a José Gestoso, vicepresidente de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla y miembro de la Real Academia de la Historia de España. Además de su nutrida nómina de estudios, desempeñó numerosos cargos públicos. Entre ellos, fue miembro del primer Comité organizador de la Exposición Iberoamericana de 1929, además de trabajar en la creación del Museo Arqueológico de Sevilla.

Más allá de nombramientos y cargos, José Gestoso pasó a la historia por su papel en el resurgir de la cerámica en Sevilla. Una técnica que conocía al detalle al compatibilizar su formación académica con la de aprender de Ricardo Sanjuán. Todavía se pueden ver sus retablos en varios puntos de Sevilla.

Murió en 1917, por lo que se cumplen 100 años de la desaparición de uno de los personajes más importantes que ha dado Sevilla, a lo largo de su historia.

Fuentes bibliográficas:

sevillaciudad.sevilla.abc.es

sevillapedia.wikanda.es

retabloceramico.net

 

 

Deje su comentario

comments