Nació en Sevilla en 1474. Teniendo 18 años, su padre partió con Cristobal Colón en busca del Nuevo Mundo. Este acontecimiento marcó de manera importante a Bartolomé, el cual quiso acompañar a su padre en ese importantísimo reto. Vería cumplido su sueño en 1502, participando en la flota de Nicolás de Ovando como soldado.

Pasado el tiempo, Bartolomé llega a la conclusión de que las armas y la navegación no eran su verdadera vocación. Su padre le regaló un indio para que hiciera las veces de esclavo, pero posteriormente los Reyes Católicos prohibieron este tipo de conductas. Esta disyuntiva hizo pensar a Bartolomé sobre la libertad humana. Se ordenó como sacerdote, entrando como fraile en la orden de Santo Domingo de Guzmán.

Consideró que la forma más eficiente de evangelizar a los indios, era hablándoles en su idioma y no en otro extraño. Utilizó idiomas indígenas, llegando a escribir un catecismo.

Fue nombrado Obispo de Chiapas (México), cargo que desempeñó de manera ejemplar. Siempre con la idea de proteger a los indígenas de los abusos a los que eran sometidos. Al poco tiempo volvió a Sevilla, después pasó por diversos lugares, para acabar sus días en un convento de Madrid donde murió a los 82 años.

Fuentes bibliográficas:
-Personajes Sevillanos Célebres en la Historia (José María de Mena).
biografiasyvidas.com
ciudadseva.com

Deje su comentario

comments