1Del actual trazado de las calles de Sevilla, podemos deducir, que la principal era la que iba desde la Puerta de la Macarena (actual Arco), hasta la Calle Abades. Estaríamos hablando de la actual Calle San Luis.

El Foro o plaza pública sería la actual Plaza de la Alfalfa. Era un recinto porticado con arcos y columnas, en la que se encontraban edificios oficiales importantes.

El Pretorio se encontraba en el actual emplazamiento de la Basílica de la Trinidad y el Colegio de los Salesianos. Actualmente, todavía se conservan cárceles subterráneas, en las mismas estuvieron presas las santas sevillanas Justa y Rufina, en la época de Diogeniano.

En la parte alta de la ciudad, concretamente en la Calle Mármoles, estuvo el Capitolio, que no solamente era el templo dedicado a Júpiter Capitolino, sino la residencia del Pontífice Máximo o jefe religioso de la ciudad. Esta edificación llegaba desde la Calle Mármoles hasta la Plaza Virgen de los Reyes. En dicha calle, se encuentran actualmente las columnas del templo dedicado inicialmente a Hércules, en época fenicia y cartaginesa.

Por último, el Circo estuvo situado en la actual Avenida de la Cruz Roja y la Calle Fray Isidoro de Sevilla.

Estos son solo pequeños detalles de lo que fue Sevilla en tiempos del Imperio Romano, el resto son otra historia…..

Fuentes bibliográficas:

-Historia de Sevilla (José María de Mena).

-Historia de Sevilla (Francisco Morales Padrón).

sevillaciudad.sevilla.abc.es

visitarsevilla.es

conocersevilla.org

 

Deje su comentario

comments