Comenzamos el recorrido, como hemos mencionado en el Arco de la Macarena. Es de los pocos accesos que quedan de la Sevilla antigua, que estaba cercada por murallas, y a la que se accedía por puertas y postigos. Tal como cruzamos el Arco, nos encontramos a la derecha la Basílica de la Macarena. Sede canónica de la Hermandad del mismo nombre, fue construida en 1949 y declarada como Basílica Menor en 1966. En su interior se encuentran sus joyas más importantes, el Señor de la Sentencia y la Virgen de la Esperanza. Si continuamos nuestro camino, y contigua a la Basílica de la Macarena, aparece la Parroquia de San Gil. Sede de la Hermandad de la Macarena hasta 1949, alberga actualmente a las Hermandades del Carmen y el Rocío de la Macarena. Es una construcción del siglo XIII, edificada sobre los restos de una antigua mezquita.

Avanzamos por la Calle San Luis y llegamos hasta la Plaza del Pumarejo. Aquí, encontramos un par de edificaciones relevantes. A mano izquierda, en primer lugar están las antiguas Atahonas Municipales. Es un edificio de 1787 cuya finalidad era la regulación de la fabricación de pan. Justo al lado, y en lugar preferencial de la plaza, se encuentra el Palacio del Marqués de Pumarejo. Data del siglo XVIII, y posee un balcón que hace esquina donde se encuentra el escudo de armas de la familia.

Retomando la Calle San Luis, llegamos hasta la Iglesia de Santa Marina, que se encuentra en el lado izquierdo, según caminamos. Fue construida en el siglo XIV, y actualmente es la sede canónica de la Hermandad de la Resurrección, cuyas imágenes titulares son el Señor Resucitado y la Virgen de la Aurora.

Seguimos nuestro caminar por la Calle San Luis, y esta vez en el lado derecho nos encontramos con la majestuosa iglesia de San Luis de los Franceses, joya del Barroco sevillano. Construida entre los años 1699 y 1731 por el gran arquitecto Leonardo de Figueroa. Será reabierta al público próximamente.

Después de este largo caminar por la Calle San Luis, desembocamos en la Plaza de San Marcos. Y tal como entramos en ella, y en el lado izquierdo se encuentra la Parroquia de San Marcos. Obra mudéjar del siglo XIV, de ella destacamos su gran torre de construcción muy similar a la Giralda.

Abandonamos, ahora, esta plaza por la Calle Socorro. Y unos metros más adelante, en el lado derecho se encuentra el Convento del Socorro. Fundado en el siglo XVI, actualmente pertenece a las Concepcionistas Franciscanas.

La Calle Socorro continúa hasta la Plaza de San Román, donde se encuentra la Parroquia de San Román, a la izquierda según accedemos a la misma. Templo del siglo XIV, fue sede de la Hermandad de los Gitanos. Actualmente, y de manera provisional, acoge a las Hermandades de la Exaltación, Santa Lucía, así como el Carmen y el Rosario de Santa Catalina.

Vamos acabando ya nuestro paseo. Desde la Plaza de San Román salimos por la Calle Sol, y en el lado izquierdo, y avanzados unos cuantos metros aparece la iglesia del antiguo Convento de Nuestra Señora de Consolación (LosTerceros). Su construcción es del siglo XVII, y en él radica la Hermandad de la Sagrada Cena. Sus titulares son el Señor de la Humildad y Paciencia, el Señor de la Cena, y la Virgen del Subterráneo.

Al final de la Calle Sol, y después de pasar por la Plaza de los Terceros, llegamos al punto final de este paseo, la Iglesia de Santa Catalina. Obra del siglo XIV, fue declarada como Monumento Nacional en 1912.

Espero que hayas disfrutado con este paseo, próximamente habrá más.

Deje su comentario

comments