Comenzamos este recorrido, y a pocos metros del inicio, tenemos como primera parada la Subcentral de la Compañía Sevillana de Electricidad, concretamente en la acera de la izquierda. Estamos ante una de las primeras edificaciones del gran Aníbal González.

Siguiendo nuestro camino, por esta emblemática calle sevillana, encontramos también en la acera de la izquierda dos edificios relevantes que se encuentra juntos. Estamos hablando del Mercado y de la Parroquia de Omnium Sanctorum. El Primero data de comienzos del siglo XVIII, mientras que la iglesia es de años después de la Reconquista de Sevilla por Fernando III el Santo. Por lo que estamos hablando de mitad del siglo XIII, siendo una de los templos religiosos más antiguos de la Ciudad. En ella radican 3 Hermandades, la de la Reina de Todos los Santos, que tiene su salida procesional en los primeros días del mes de Novienbre. Los Javieres, que procesiona el Martes Santo. Y El Carmen Doloroso, que hace lo propio el Miércoles Santo.

Dejando atrás este pulmón de la Calle Feria, continuamos nuestro discurrir por la misma hasta la siguiente parada. En la confluencia con la Calle Cruz Verde, se encuentra el majestuoso edificio de viviendas que el arquitecto regionalista José Espiau, levantó para Mauro Labanda.

A partir de este punto, la Calle Feria, se va estrechando poco a poco y haciéndose más acogedora para todos aquellos que la transitan.

Nuestra nueva parada, se encuentra esta vez en el lado derecho. Estamos hablando de la Capilla del Rosario de la Hermandad de Montesión, que hace su salida procesional el Jueves Santo, y cuya construcción es de comienzos del siglo XVII.

Pocos metros más adelante, y en la misma acera, se encuentra el Archivo de Protocolos Notariales. Concretamente, en lo que antaño fue el Convento de Nuestra Señora de Montesión (Siglo XVI).

Nos encaminamos ya al final de la calle, y por tanto de nuestro recorrido. En el punto de llegada de este paseo, podemos admirar tanto la Iglesia de San Juan de la Palma, como la Casa de los Artistas. La primera data de siglo XV, y en ella tienen su sede tres hermandades. La primera es la de la Amargura, que recorre las calles de Sevilla el Domingo de Ramos. La Segunda, es la Virgen de la Cabeza, que procesiona en el mes de Octubre. Y por último tenemos a la Virgen de Montemayor.

Justo en el lado opuesto a la puerta ojival de San Juan de la Palma, tenemos la puerta de lo que en su día fue la Casa de los Artistas. Perteneciente en otra época de la historia a la familia de los Saavedra, posteriormente pasó a ser casa de vecinos. Se le llamaba así, por la gran cantidad de personas vinculadas al mundo del arte.

Hasta aquí nuestro paseo de hoy. Podríamos haber hecho referencia a otros edificios de la Calle Feria, pero no hemos querido detenernos en exceso para no hacer demasiado pesada la lectura……….nos vemos en un nuevo paseo.

Orden de las fotos: Subcentral de la Compañía Sevillana de Electricidad, Mercado, Parroquia de Omnium Sanctorum, Edificio de José Espiau para Mauro Labanda, Capilla del Rosario (Hermandad de Montesión, Archivo de Protocolos Notariales, Iglesia de San Juan de la Palma, Casa de los Artistas.

Deje su comentario

comments