Desde tiempos antiguos, se ha transmitido la tradición de que fueron dieciocho, las luces que alumbraron el entierro de Cristo tras su crucifixión, hecho que no tiene reflejo en los Evangelios.

Otra versión alude a la relación secular de la Hermandad con el Gremio de Escribanos, y el hecho de que tras la Reconquista, parece que hubo inicialmente dieciocho oficios o escribanías en Sevilla, para posteriormente pasar a veinticuatro.

Ambas teorías son eso, teorías, y que actualmente la Hermandad carece de datos para confirmarlas.

Es indudable que los dieciocho ciriales constituyen una de las señas de identidad de la Hermandad de la Mortaja, cuando en la noche del Viernes Santo se convierten en heraldos de luz para el Paso de nuestros Titulares.

Fuente bibliográfica:

hermandadsagradamortaja.org

Deje su comentario

comments