ColumnasEn tiempos en los que se producían las luchas entre Pedro I de Castilla y Enrique II de Trastamara, este último se proclamó Rey de Castilla. Ello conllevó que Pedro I huyera a Francia, para posteriormente entrar de nuevo en disputas.

Entre las personas que ayudaron a Enrique II, encontramos a Alonso de Guzmán que era hijo de Guzmán el Bueno. Alonso no siguió los pasos de su padre, y se convirtió en enemigo de Pedro I.

En las nuevas luchas resultó vencido Enrique II, el cual huyó y no pudo ser capturado por Pedro I, esto mismo ocurrió con Alonso de Guzmán. Este hecho enfureció a Pedro I, que en ese momento mando ejecutar a los que había luchado contra él.

La oportunidad de venganza se presenta cuando es apresada Doña Urraca Osorio, que era familia de Alonso de Guzmán. Pedro I mandó quemarla viva, en concreto, en lo que es hoy la Alameda de Hércules. En un lugar junto a la llamada Cruz de la Tinaja. La ejecución fue pública, y entre los asistentes se encontraba Leonor Dávalos, que era ahijada de Urraca.

Durante la ejecución una ráfaga de aire levantó la falda de Urraca, quedando visibles sus partes íntimas. En ese momento se echó encima de ella Leonor Dávalos, para evitar que las faldas de Urraca se siguieran levantando ante la burla de los presentes. Ambas murieron pasto de las llamas, demostrando Leonor Dávalos su fidelidad hacia Urraca.

Fuentes bibliográficas:
-Apuntes para conocer Sevilla (Jaime Passolas).
leyendasdesevilla.blogspot.com
sevillanisimo.es
sevillamisteriosyleyendas.com
galeon.com

Deje su comentario

comments