Las Lágrimas de San Pedro es una de las tradiciones más íntimas, personales y desconocidas de Sevilla.

Esos lamentos, convertidos en toques de clarines, se remontan al siglo XV. Cuando, al volver el Infante Don Fernando de la conquista de Antequera, hubo grandes fiestas con repiques y luminarias en la noche de San Pedro.

El nombre tiene su origen en las lágrimas que derramó el Apóstol San Pedro, primer Papa de la Iglesia, en el atrio de la Casa de Caifás, cuando negó tres veces a Jesús. De ahí que se celebre en el día de su festividad.

En 1551, el canónigo Rivera, destina sus bienes para financiar esta tradición. En las «Memorias de fuego del abedor de la Iglesia Mayor Don Juan de Eguirola» se hace referencia al pago de fuegos artificiales que, por encargo del Mayordomo del Cabildo Catedral, realizan don Pedro de Villalobos y don Francisco Alemán.

En 1629, el Cabildo dispone que sólo se permitan fuegos en la noche de San Pedro. Entre 1647 y 1648 es don Diego Alemán el responsable de esta celebración. Se interrumpe esta tradición entre 1839 a 1865, reanudándose sin interrupción hasta 1961, para volver a interpretarse en 1986.

En 1983, Antonio Burgos y  Rogelio Gómez rescatan esta tradición sevillana. Con la ayuda del Canónigo de la Catedral, el Padre Federico María Pérez Estudillo y el entonces director de la Banda del Sol, Eusebio Álvarez Ossorio, consiguieron el permiso necesario para que se volviesen a interpretar las «Lágrimas de San Pedro». Pero no sería hasta 1986 cuando pudieron interpretarse.

Los toques tienen lugar, el 28 de junio a las 12 de la noche y el 29 a las 9:30 de la mañana y 12 del mediodía. La melodía es repetida tres veces por cada cara de la Giralda, comenzando en dirección hacia el Real Alcázar, después hacia el Aljarafe sevillano, Plaza de San Francisco y Virgen de los Reyes.

Mientras esta interpretación tiene lugar, el Cuerpo de Alabarderos de la Banda del Sol monta guardia en la Puerta de los Palos. Una vez finalizados los toques, los Cuerpos de Clarines y Alabarderos se reúnen a las puertas de la Giralda para acudir hasta la Capilla Real y postrarse a los pies de la Virgen de los Reyes. 

Nota: La foto que acompaña al texto está tomada de la web sevilla.abc.es

Fuentes bibliográficas:

bandasol.com

sevilla.abc.es

-onsevilla.com

elcostal.org

sevillaellegado.blogspot.com.es

recuerdosdesevilla.blogspot.com

cofrades.sevilla.abc.es

 

Deje su comentario

comments