calle_crucesPaseando por el antiguo barrio de la Judería, nos paramos en este lugar que se encuentra entre las calles Ximénez de Enciso y Doncellas.

Si accedemos a esta calle, desde Ximénez de Enciso, en la primera casa a la izquierda, encontramos dos cruces incrustadas en la pared, la tercera se encuentra a mitad de la calle. A continuación, explicamos el porqué se encuentran en dicho lugar.

En otra época de la historia, esta zona de Sevilla, era el lugar donde se reunían todo tipo de grupos para pasar un buen rato, eso sí con una copa de vino en la mano.
Después de estar bebiendo en las tabernas, no tenían otra ocurrencia que “aliviarse” en los callejones aledaños, quedando un olor bastante desagradable que se hacía insoportable para los vecinos.

Alguien tuvo la idea de otorgar a esta calle un cariz religioso, para conseguir que estos bebedores se marcharan a otro lugar. El objetivo era que este lugar fuera considerado como Santo, colocando dichas cruces, ya que nadie se atrevería a hacer sus necesidades delante de ellas.
Con el paso del tiempo, la calle tomaría el nombre actual gracias a estas cruces.

Deje su comentario

comments