En su origen se entremezclan la historia y la leyenda, existiendo la creencia de que fue creada por ángeles del cielo. También se cuenta que fue donada al Rey San Fernando por el monarca francés San Luis IX de Francia, su primo hermano.

El 4 de Diciembre de 1904 es Coronada Canónicamente, siendo la primera imagen que tiene ese honor en Andalucía.

En 1939 se le conceden honores de Capitán General.

El 15 de agosto de 1946 es proclamada Patrona de Sevilla y de su Archidiócesis por el Papa Pío XII.

En 1958, se le impone la Medalla de Oro de Sevilla.

La Virgen de los Reyes es una imagen de estilo gótico, realizada en madera de alerce. Está articulada en brazos y piernas. Tiene una altura de 1,76 m. Las únicas piezas talladas son la cabeza, manos y pies. En sus rodillas sostiene una imagen del Niño Jesús (de realización muy posterior) de 60 cm. La Virgen porta bastón de mando, Medalla de Sevilla y fajín de Capitán General.

Para sus salidas en procesión emplea un paso de tumbilla (palio sostenido sólo por cuatro varales), que fue diseñado por el entonces arquitecto municipal Juan Talavera y Heredia en 1924, siendo bordado en los Talleres de José Olmo y Hurtado. El cual fue estrenado en la Magna procesión del 15 de Agosto de ese mismo año en conmemoración del descubrimiento del monumento al Rey San Fernando de la Plaza Nueva.

En su ajuar destacan, entre otras cosas:

  • El manto verde, bordado en oro y de estilo renacentista, donado por la Reina Isabel II, el cual está considerado como una de las joyas de su ajuar.
  • El manto blanco, que es más conocido como “el de los castillos y leones”, también fue donación de la Reina Isabel II en 1853.
  • El rojo, de terciopelo granate, donado por la Infanta maría Luisa Fernanda de Borbón, Duquesa de Montpensier, en 1851.
  • El que estrenó el día de la Coronación Canónica, que es de tisú celeste bordado en plata (restaurado por herederos de Esperanza Elena Caro). Realizado en los Talleres de Olmo y donado por la Condesa de Casa-Galindo para estrenarlo en el triduo preparatorio de la Coronación.
  • El que estrenó en la procesión del Congreso Mariano de 1929, que es de tisú color salmón, bordado en seda y oro por las Hermanas de la Cruz (que son sus camareras y encargadas de alternar sus mantos) con tela regalada por la Duquesa de Osuna.

Además tiene una valiosa colección de joyas, que se ha ido creando con donaciones y regalos a lo largo de los siglos.

Fuentes bibliográficas:

sevillapedia.wikanda.es

sevillaguia.com

conocersevilla.org

unpocodesevilla.blogspot.com

consejosdeunasevillana.wordpress.com

Deje su comentario

comments