Paseando por la Plaza de la Virgen de los Reyes y observando la Giralda, se habrá dado cuenta de que en la fachada de ésta hacia la plaza, hay una pequeña virgen dentro de una hornacina. Justo debajo de la ventana, que a su vez se encuentra debajo del primer balcón. Estamos hablando de la Virgen de los Olmos.

La advocación de esta imagen gótica hace referencia a su antiguo emplazamiento en el Corral de los Olmos, un espacio urbano localizado en la actual Plaza de la Virgen de los Reyes. En este recinto, situado en el frente oriental de la catedral, que tenía árboles de esta especie, estuvieron instalados desde mediados del siglo XIV hasta entrado el siglo XVI los cabildos secular y eclesiástico. Siendo paso obligado para acceder al Palacio Arzobispal y al Hospital de Santa Marta.

El origen de esta imagen es desconocido y aunque las referencias más antiguas la relacionan con la entrada a la antigua sala capitular del Cabildo de la Catedral no puede descartarse que, con anterioridad, recibiera culto en alguno de los altares que existieron en la primitiva Catedral mudéjar. En el recinto interior del Corral de los Olmos estuvo colocada sobre la puerta de acceso a la mencionada sala de reuniones y rodeándola, en la fachada, había exvotos pintados alusivos a los milagros que la Virgen realizaba. En 1629 fue trasladada a la entrada del portal de los Olmos y en 1791, cuando derribaron el recinto, quedó instalada en un nicho realizado en el frente oriental de la Giralda donde permaneció hasta 1987, debajo del primer balcón. En uno de los antiguos cambios de emplazamiento necesitarían rebajar su altura y eliminaron la parte superior de su corona para acoplarla al hueco arquitectónico.

Para acabar, es importante reseñar, que la Virgen de los Olmos de la hornacina no es la original, sino una réplica ejecutada por Juan Luis Coto en 1986. La primitiva se retiró por obras de restauración en la Giralda, trabajos que también alcanzaron a la imagen, y finalmente pasó al interior de la Catedral, a la capilla de San Antonio..

Deje su comentario

comments