Hoy centramos nuestra atención, en esta magnífica puerta, que tiene una historia curiosa.

La misma, no siempre ha estado en la Iglesia de Santa Catalina. Procede de otra iglesia sevillana…..

Así es, concretamente de la Iglesia de Santa Lucía, que se encuentra en el noroeste del centro histórico, junto a la Puerta del Sol.

Esta iglesia fue clausurada como templo religioso en 1868. Pasados los años, el abandono y el deterioro eran evidentes. Incluso se llegó a plantear el derribo.

Llegado el año de 1930, es el Vizconde de los Remedios, Rafael González Abreu, quien costea el traslado hasta Santa Catalina. La operación estuvo a cargo del arquitecto Juan Talavera.

Fuentes bibliográficas:

-Paseando por la Sevilla antigua (Jaime Passolas Jáuregui).

-Sevilla. El casco antiguo. Historia, arte y urbanismo (Diego Cardoso Bueno).

 

 

Deje su comentario

comments