En tiempos medievales se la denomina como San Salvador, por la inmediata colegial del mismo nombre. También fue conocida como Debajo de San Salvador o simplemente de Abajo.

En el siglo XVII, hace aparición su nuevo topónimo, la Plaza del Pan, debido a que en ella se situaban los puestos de venta de pan. Ya en 1914, y debido a una petición de los vecinos se la denominará Plaza de Jesús de la Pasión, en clara referencia a la imagen de mismo nombre que alberga la Iglesia del Salvador.

En ella confluyen las siguientes calles: Lineros, Siete Revueltas, Alcaicería, Herbolarios, Huelva, Villegas y Cuesta del Rosario.

La plaza tiene forma trapezoidal con la base mas ancha hacia Alcaicería y mas estrecha en la desembocadura en la Cuesta del Rosario y Villegas. Lo que ha caracterizado a esta plaza durante siglos ha sido su valor de centralidad, al estar ubicada en un espacio estratégico, entre la que fuera mezquita aljama y la alcaicería, una de cuyas puertas daba a la plaza.

Desde el siglo XIV, en el que aparecen los primeros datos sobre este espacio, está relacionado con una actividad comercial que mantendrá durante siglos; de un lado mercado de pan y, de otro, pescado, frutas y de otros artículos de primera necesidad.

Toda esta actividad originaba una ocupación intensiva, a lo que contribuía la construcción de tenderetes de madera, haciendo difícil la circulación y originando una gran confusión.

Nota: La fotografía que acompaña al texto está tomada de la web sevilla.abc.es

Fuentes bibliográficas:

-Sevilla. El casco antiguo. Historia, arte y urbanismo (Diego Cardoso Bueno).

-Diccionario histórico de las calles de Sevilla (Antonio Collantes de Terán Sánchez).

conocersevilla.org

Deje su comentario

comments