Este libro nace con la intención de indagar en el conocimiento de la iglesia de este colegio carmelita. Son varios los estudios que revelan la existencia en este templo, de una serie de retablos con obras de destacados artistas del Barroco, como Francisco Pacheco, Juan Martínez Montañés, Alonso Cano o Francisco de Zurbarán.

Se trata de unas obras que sufrieron la destrucción y el expolio que asoló buena parte del patrimonio artístico sevillano del XIX.

Primero, vendría la rapiña de los invasores franceses; después, la desamortización de los bienes de la Institución Eclesiástica, o la nefasta revolución de 1868.

Se han recuperado nombres y obras de autores como Francisco de Ocampo, Matías Fernández Cardoso, Luis de Figueroa, Baltasar Quintero, Angelino Medoro o Francisco de Herrera el Viejo, entre otros. También se prefila la identidad de los patronos que dotaron este rico patrimonio, representantes de la élite social sevillana del momento, con un protagonismo de comerciantes extranjeros que participaron de la Carrera de las Indias. Su identificación ha permitido, en algunos casos, una mejor comprensión de la configuración iconográfica de sus retablos.

Esta interesante obra es del año 2015, siendo su autora Lina Malo Lara. El mismo pertenece a la editorial de la Diputación de Sevilla.

Deje su comentario

comments