La Casa de los Bucarelli, conocida como Palacio de los Condes de Santa Coloma, es una de las más importantes casas del siglo XVII que se conservan en Sevilla, constituyendo un valioso ejemplo de la arquitectura barroca civil.

Fue mandada construir por Antonio de Bucarelli, noble de origen florentino que llegó a Sevilla atraído por la pujanza del comercio con las Indias.

En el siglo XVII, Sevilla era puerto de entrada y centro neurálgico del floreciente comercio con el nuevo mundo, en el que la familia Bucarelli alcanzó gran influencia.

El Palacio de Santa Coloma, como se le conoce en la actualidad, es de las pocas edificaciones que nada ha perdido de su carácter primitivo; su bellísimo apeadero, su patio porticado con columnas de mármol rosado, su escalera de caja cerrada, nos ofrece una imagen sincrética entre la tradición constructiva del sur de España y las casas coloniales de tantos sitios de Hispanoamérica.

Cuenta la casa además de con otros patios de menor tamaño, con un extenso jardín al que se accede a través de un pórtico de columnas del mismo estilo del patio principal. La fachada de la casa de ladrillo visto y encalada en la primera planta tiene grandes ventanales que atenúan cualquier sensación de macizo.

En el centro, una portada de piedra sosegadamente barroca; en el segundo cuerpo, rompiendo el frontón, el escudo de la familia. Aquí todas las primaveras aparecen nidos de golondrinas, que según reza la leyenda, fueron los que inspiraron la famosa rima de Gustavo Adolfo Bécquer.

Nota: Las fotos de la galería fotográfica están sacadas de la web casabucarelli.com 

Fuente bibliográfica:

casabucarelli.com

Deje su comentario

comments