En el Patio de los Naranjos de la Colegiata del Divino Salvador, encontramos esta pequeña capilla que por momentos puede pasar desapercibida. Podemos acceder al patio, tanto por la Calle Córdoba como por la Plaza del Salvador, y allí la encontraremos.

Son dos los autores a los que se les atribuye la construcción de la capilla, para unos historiadores es Matías de Figueroa y para otros es Ambrosio de Figueroa. Donde si hay acuerdo es en la fecha de la construcción de la misma, hablamos de mediados del siglo XVIII en concreto 1756.

La capilla toma el nombre del Cristo de los Desamparados, el cual se encuentra en el retablo principal que hace las veces de altar mayor. También podemos ver la efigie de la Virgen del Prado, que es la titular de la Hermandad de gloria del mismo nombre y que tiene su salida procesional en el mes de Noviembre. Así mismo existe una talla mariana con el nombre de Virgen de los Dolores.

En cuanto a la construcción en sí, hablamos de una capilla de planta rectangular, con cabecera y dos tramos. Posee varias bóvedas elípticas, una de las cuales tiene linterna. Son destacables las yeserías, las pinturas murales y los cuadros.

No es fácil encontrar abierta la capilla, pero si tiene la suerte de poder visitarla no dude en hacerlo.

Fuentes bibliográficas:
-Iglesias de Sevilla (Manuel Jesús Roldán).
-Sevilla. El casco antiguo. Historia, arte y urbanismo (Diego Cardoso Bueno).
leyendasdesevilla.blogspot.com.es
artesacro.org
iaph.es
conocersevilla.org

Deje su comentario

comments