giralda-evolucion-300x293La Giralda está constituida por dos cuerpos diferentes aunque perfectamente unidos, siendo una mezcla perfecta de las culturas existentes en la Sevilla.

La parte musulmana es la más antigua, fue iniciada en 1184 por el Califa Abu Yabub Yusuf, para ser el alminar de la Mezquita almohade de Sevilla.

Su construcción se comenzó en piedra, tal y como se puede apreciar en su base, empleándose los restos de algunos edificios y construcciones romanas. La muerte de Abu Yacub Yusuf, trajo un cambio en la obra, al encargarse de ella Alí de Gomara, quien continuó la construcción en ladrillo. Se basó en el alminar de la Mezquita Kutubia de Marrakech,  considerada obra maestra del arte hispano-magrebí. También se la considera hermana de la gran Torre Hasan de Rabat.

A raíz del terremoto de 1365 se perdió el yamur original, conjunto de cuatro esferas o “mazanas” de tamaño decreciente en cobre dorado que coronaba la torre. En aquel momento fue sustituido por una sencilla espadaña.

En el siglo XVI, se añadió el actual cuerpo cristiano, el campanario que remata la torre. La construcción del mismo estuvo a cargo del arquitecto cordobés Hernán Ruiz II, encargado para realizarlo con un remate en forma de estatua que representa a la Fe.

Desde principios de 1558, este arquitecto presentó ante el Cabildo las trazas para la construcción de un modelo para el campanario, junto con las de la Sala Capitular, sus dos obras emblemáticas para la Catedral de Sevilla. El conjunto fue comenzado en ese mismo año, y aunque las obras de la Catedral estaban abiertas por varios frentes (también por entonces se trabajaba en la Capilla Real), en aquellos años la principal ocupación de Hernán Ruiz II estaba en la realización del cuerpo de campanas de la torre, obra que acabó en el año 1568.

Originalmente Giralda, era el nombre que tenía la figura de la Fe, una enorme estatua realizada por el Juan Bautista Vázquez “El Viejo”. Sobre el modelo previamente diseñado por Luis de Vargas, que corona el campanario y que fue instalado en el mismo año 1568. El nombre proviene de los giros que se producían en la figura con los cambios de viento, pues hace las veces de veleta. Con el paso del tiempo, ese nombre pasó a denominar a la propia torre, conociéndose la figura como el Giraldillo.

El siguiente cuerpo que está encima del de campanas, es el cuerpo de las Azucenas. Que cuenta con cuatro jarras de azucenas de bronce, una en cada esquina. Las actuales son reproducciones de las antiguas, casi desaparecidas por el deterioro del tiempo. Son obra de Fernando Marmolejo Camargo. Encima de éste, existe otro cuerpo más de estilo renacentista, formado por el cuerpo de carambolas, cuerpo de estrellas, cúpula y cupulín y sobre éste la estatua de la Fe.

Fuentes bibliográficas:

-Historia de Sevilla (José María de Mena).

-Apuntes para conocer Sevilla (Jaime Passolas Jáuregui).

-Sevilla. El casco antiguo. Historia, arte y urbanismo (Diego Cardoso Bueno).

-Sevilla Pintoresca (José Amador de los Ríos).

-sevillapedia.wikanda.es

-giralda.org.es

cofrades.sevilla.abc.es

sevillanisimo.es

visitasevilla.es

visitarsevilla.es

 

 

 

Deje su comentario

comments