“Murillo y los Capuchinos de Sevilla. Reconstrucción”, es una exposición que reúne en la pinacoteca sevillana las obras que entre 1665 y 1669 Murillo realizó por encargo de los Franciscanos para el Convento de los Capuchinos de la ciudad.

Esta comunidad de religiosos contrata con Murillo la ejecución de las pinturas de la iglesia. Desde entonces y hasta 1669, fecha en la que se concluyó, el pintor se alojó con sus oficiales en el convento sevillano.

El retablo mayor lo pintó durante gran parte de 1666 y estaba formado por «El jubileo de la Porciúncula» y seis pinturas de asuntos devocionales. En las capillas laterales del presbiterio se instalaron «La Anunciación» y «La Piedad».

Las obras se paralizaron hasta 1668, fecha en la que Murillo comenzó las pinturas de los retablos laterales de la nave de la iglesia, que terminó en 1669. Seis lienzos consagrados a santos franciscanos. La serie la completó con la «Inmaculada» conocida como «La Niña».

La muestra reconstruye en su totalidad la serie de siete lienzos que fueron dispersados en el siglo XIX como consecuencia de la invasión napoleónica. El Museo de Bellas Artes de Sevilla se ha preparado para este acontecimiento desde hace años, con el estudio y la restauración de la colección de obras de Murillo, unos trabajos que fundamentan el catálogo de la exposición.

Murillo y los Capuchinos de Sevilla está instalada en dos espacios del museo. En la Sala V, la antigua iglesia del convento mercedario, se expone la mayor parte de los lienzos que Murillo pintó para los Capuchinos, mientras que en la Sala de Exposiciones Temporales se podrán ver dibujos relacionados con éstos, que permitirán conocer el proceso creativo del artista. Junto a ellos se encuentra instalado el lienzo del Arcángel San Miguel, el último del conjunto en ser recuperado. Esta parte se completa con información adicional sobre los procesos de restauración, así como sobre la historia de la serie y una sala de vídeo donde los visitantes podrán conocer el proceso de producción de la exposición.

Esta maravillosa exposición  contempla la exhibición de todas las obras que conformaban el conjunto original. El Wallraf-Richartz Museum de Colonia cede para la ocasión el lienzo principal del retablo mayor, “El jubileo de la Porciúncula”, que salió de Sevilla a mediados del siglo XIX. Además, la propuesta ahondará, a través de dibujos y bocetos, en la forma en la que el artista concibió el proyecto. Forman parte de ella las obras “San Leandro y San Buenaventura”, “San José y el niño”, “San Juan Bautista”, “San Antonio con el Niño”, “San Félix Cantalicio con el Niño”, “Anunciación”, “Piedad”, “Adoración de los pastores”, “Aparición de la Virgen” y “El Niño con San Félix Cantalicio”, “Santo Tomás de Villanueva dando limosna”, “San Francisco abrazado a Cristo”, “San Antonio de Padua y el Niño”, “Inmaculada Concepción con el Padre Eterno”, “Inmaculada Concepción Niña”, “Arcángel de San Miguel” (Kunsthistorisches Museum, Viena), “Ángel de la guarda” (Catedral, Sevilla) y “Santa Faz” (Colección privada, Gran Bretaña). El visitante podrá contemplar, además, dibujos como “Inmaculada del Coro” (colección particular), “San Félix Cantalicio con el Niño” (Morgan Library, Nueva York), “San Francisco abrazando al Crucifijo” (Kunsthalle, Hamburgo) y “San Francisco abrazando al Crucifijo” (Coulrtauld Institute, Londres).

Fechas: del 28 de Noviembre de 2017 al 1 de Abril de 2018.

Dossier de la exposición: http://www.murilloysevilla.org/wp-content/uploads/Dossier-Expo-Murillo-y-los-Capuchinos-de-Sevilla.PDF 

Gratis para sevillanos, residentes, ciudadanos de la UE y miembros del ICOM (Consejo Internacional de Museos).

Horarios: de Martes a Sábado de 9 a 20 horas. Domingos y festivos de 9 a 15 horas.

Cerrado: Todos los lunes; 24, 25 y 31 de diciembre 2017, 1 y 6 de enero 2018.
La taquilla se cerrará 30 minutos antes de finalizar el horario de apertura.
El desalojo de las salas comenzará con 15 minutos de antelación.
Los horarios y festivos están sujetos a cambios en 2018.

Deje su comentario

comments