caramboloLa meseta del Aljarafe presenta sobre la Vega de Triana un conjunto de cerros, también llamadas Carambolos. Entre dos de éstos, el de San Juan de Aznalfarache y el de Santa Brígida, se encuentra situado El Carambolo, dominando el Barrio de La Pañoleta. Su altitud es de 91 m. sobre el nivel del mar y 60 m. sobre la Vega de Triana. Éste es precisamente, el enclave de un fastuoso tesoro tartésico e importantes restos de cerámica.

En 1958, en los terrenos de la Real Sociedad de Tiro de Pichón de Sevilla, unos trabajadores descubrieron un objeto metálico que había de ser el primero de los brazaletes de oro de 24 quilates. Posteriormente, dichos obreros siguieron excavando un poco más abajo.

Por fin, encontraron un lebrillo con los bordes curvados, que contenía el resto del tesoro. En un principio pensaron que serían imitaciones de cobre de joyas antiguas, y las repartieron entre ellos, pero posteriormente decidieron entregar las piezas.

Gracias a la gestión de los responsables del Tiro de Pichón, entra en escena el arqueólogo y catedrático don Juan de Mata Carriazo, a quien tanto se debe en el terreno de las investigaciones tartésicas. Tras el minucioso examen pertinente, el profesor ofrece la siguiente descripción:

“El tesoro está formado por 21 piezas de oro de 24 quilates, con un peso total de 2.950 gramos. Joyas profusamente decoradas, con un arte fastuoso, a la vez delicado y bárbaro, con muy notable unidad de estilo y un estado de conservaci6n satisfactorio, salvo algunas violencias ocurridas en el momento del hallazgo”.

La cronología de este tesoro puede ser fijada, en sus límites más amplios, entre los siglos VIII y III antes de Cristo. “Un tesoro digno de Argantonio”, como afirma don Juan de Mata Carriazo, quién además confiesa que, pese a su filiación tartésica, no cree que indique el lugar donde estaba enclavada la mítica ciudad de Tartesos.

Es posible que este fastuoso tesoro fuese portado por una sola persona, con seguridad un hombre: el collar en el centro del pecho, a los lados los dos pectorales, los dos brazaletes en los brazos, y las dos series de placas montadas, la una sobre el cinturón, la otra sobre una corona.

Fuentes bibliográficas:
-Historia de Sevilla (Francisco Morales Padrón).
sevillapedia.wikanda.es
historialia.com
uv.es
sevillanisimo.es
leyendasdesevilla.blogspot.com.es
estadodesevilla.blogspot.com.es

Deje su comentario

comments