Fue el Padre José Luís Díez, el responsable de encargar al escultor portugués José Luís Pires Azcárraga, la talla del Cristo. El contrato se firma el 11 de abril de 1945, por un precio de 6.500 pesetas. La imagen está tallada en madera de pino de Flandes, teniendo una altura de 1 metro y 68 centímetros. La talla está inspirada en el Cristo de los Salesianos de Triana.

La imagen ha sufrido tres restauraciones, la primera estuvo a cargo del imaginero Francisco Espinosa de los Monteros (1956), el cual le retalló las piernas y adaptó una nueva cruz arbórea. La segunda fue realizada por Jesús Santos Calero (1990). Y la tercera, y última, fue llevada a cabo por Juan Manuel Miñarro López (1998), quien levantó repintes, efectuó una limpieza general de la policromía y nueva corona de espinas.

El 21 de Febrero de 1989, el Santísimo Cristo de las Almas, sufrió importantes daños y desperfectos, con motivo del asalto a la Iglesia de Ómnium Sanctorum de unos ladrones, que no contentos con haberse llevado un importante botín, dañaron esta sagrada imagen.

En la Semana Santa de ese año 1989, la imagen no procesionó en el cortejo, respetándose el lugar del Cristo, el cual fue ocupado por 4 nazarenos.

Fuentes Bibliográficas:

javieres.com

sevillapedia.wikanda.es

 

Deje su comentario

comments