cristo_buena_muerteCorría el año 1928, cuando Heliodoro Sancho Corbacho, encontraba el testimonio que revelaba la identidad del autor del crucificado.

Un contrato con fecha 13 de marzo de 1620, reflejaba el compromiso de la Casa Profesa de la Compañía de Jesús con el escultor Juan de Mesa Y Velasco.

La mala suerte se cebó con esta portentosa imagen, cuando en Febrero de 1983, caía al suelo en el traslado que estaba teniendo lugar desde la Capilla de la Universidad hasta la Iglesia de la Anunciación.

Como consecuencia de dicha caída, la imagen sufrió importantes desperfectos. El más notorio fue un corte en el cuello, que tuvo como consecuencia la decapitación del Cristo de la Buena Muerte.

El Martes Santo del año siguiente, la imagen cristífera salió perfectamente restaurada gracias a la intervención del profesor Francisco Arquillo Torres.

En el interior de la talla se encontró un documento que corroboraba su autoría: “EGO FECI, JOANNES DE MESA, ANNO 1620”.

Fuentes bibliográficas:
-Leyendas, tradiciones y curiosidades históricas de la Semana santa de Sevilla (Vicente Rus Herrera y Federico García de la Concha).
sevillacofrade-rumor.blogspot.com.es
personal.us.es
hemeroteca.sevilla.abc.es
sevilla.abc.es

Deje su comentario

comments