El Patio de los Naranjos del Salvador es el antiguo Patio de las Abluciones de la Mezquita de Ibn Adabbas, el cual estuvo en este mismo lugar.

Ubicado al Norte de la Iglesia del Salvador, se puede acceder al mismo desde la propia iglesia, la Plaza del Salvador y la Calle Córdoba.

Del patio original, todavía podemos contemplar el alminar, con unos 10 metros del mismo a la vista y otros dos de su base bajo tierra, y parte de los arcos (los de los lados Norte y Este), en los que se aprecia la subida de nivel del terreno a lo largo del tiempo de unos tres metros, que casi ha cubierto los fustes de sus columnas, y los capiteles romanos y visigodos.

De la calle Córdoba, está separado por unos edificios y por el antiguo alminar. Al Oeste, está la Capilla del Cristo de los Desamparados. Al Este, está separado de la Plaza Jesús de la Pasión (Plaza del Pan) por diversas viviendas, correspondiendo el resto del perímetro del patio a dependencias de la Iglesia.

En el lado Norte, junto a la Capilla de los Desamparados, tiene su sede la Casa de la Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Sevilla.

En la fachada Sur, a la iglesia abren cuatro puertas, una de ellas es la entrada a la Cripta de la Archicofradía Sacramental de Pasión, ubicada bajo la Capilla Sacramental del Salvador y en la que reposan entre otros los restos de Carlos de Borbón y Borbón, su esposa Luisa de Orleans y sus hijos. A los lados de dicha puerta se encuentran en varas hornacinas de la fachada las esculturas de los cuatro Padres Latinos de la Iglesia, los obispos San Ambrosio y San Agustín, San Jerónimo y el Papa San Gregorio Magno.

La siguiente puerta de este lado, continuando hacia el Oeste, presenta una escalinata a sus pies. Se trata de la entrada al Salvador por el Muro del Evangelio, más adelante existe una tercera puerta similar a la descrita de la cripta, y finalmente una segunda de acceso a la iglesia, ésta a los pies de la nave, a la que le antecede un pasaje cubierto.

En el lado Este del patio existe otra capilla, la de los Pineda, levantada en el siglo XIV. Reúne elementos góticos e islámicos. De las tres laudas sepulcrales que contenía, decoradas con azulejería, sólo queda una.

Al Oeste del patio, en el muro de la Capilla del Cristo de los Desamparados, hay un retablo cerámico de la Virgen del Rocío, situado próximo a la entrada de la casa de Hermandad. Además, también se encuentra, la Cruz de los Polaineros, que ocupa una posición central en esta fachada lateral.

Nota: la foto que acompaña el texto está sacada de la web leyendasdesevilla.blogspot.com.es

Fuentes bibliográficas:

-La Iglesia del Salvador de Sevilla. Biografía de una Colegiata (Fernando Mendoza).

-Iglesias de Sevilla (Manuel Jesús Roldán).

-Paseando por la Sevilla antigua (Jaime Passolas Jáuregui).

iaph.es

sevillapedia.wikanda.es

leyendasdesevilla.blogspot.com.es

 

Deje su comentario

comments