En 1921, se toma la decisión de crear una fuente dedicada a Catalina de Ribera, fundadora del Hospital de las Cinco Llagas, el cual se encontraría adosado al muro de los jardines de los Reales Alcázares.

Dicha fuente está en el Paseo Catalina de Ribera, junto al monumento a Cristóbal Colón. 

Es el arquitecto Juan Talavera y Heredia, el que emplea parte de una antigua fuente del siglo XVI, la cual estuvo en la Plaza del Pumarejo durante el siglo XVIII.

Hasta 1965, la fuente estaba decorada por pinturas de Manuel Cuesta, las cuales se perdieron. Es a partir de ese momento, cuando se colocó en la parte central un azulejo de Catalina de Ribera, debajo del cual está la siguiente inscripción: “A la egregia fundadora del Hospital de las Cinco Llagas Doña Catalina de Ribera y Mendoza madre amantísima de los pobres a quienes dio su corazón y sus riquezas”. En los laterales, aparecen unas pinturas alegóricas obra de Francisco Maireles. Sobre éstas, podemos observar otras pinturas con motivos florales.

La fuente está conformada por un frontal de carácter barroco, compuesto por dos cuerpos y dividido en tres tramos. El frontal de mármol procede del Palacio del Marqués de Pumarejo. El agua se recoge en una alberca de tres tramos.

Fuentes bibliográficas:

sevilla.org

esasevilla.blogspot.com

conociendosevilla.blogspot.com.es

seviocio.es

-Sevilla. El casco antiguo. Historia, arte y urbanismo (Diego Cardoso Bueno).

Deje su comentario

comments