Ubicado en Triana, concretamente junto a la Plaza del Altozano y la Capillita del Carmen, el Castillo de San Jorge tuvo un papel relevante entre los siglos XV y XVIII, ya que era la sede del Tribunal de la Inquisición.

En la puerta del castillo que daba a la Plaza del Altozano, estuvo ubicada la primera parroquia de Triana, cuyo título fue el de San Jorge. Este nombre coincide con la concesión del castillo almohade a la Orden Militar de San Jorge en 1248, gracias a Fernando III el Santo.

Desde 1280 hasta 1450 fue utilizado por familias vinculadas a la Reconquista y al reinado de Alfonso X el Sabio.

En 1450 el castillo es abandonado, ya que se encontraba en estado ruinoso. Poco después es restaurado por la Corona y entregado al Tribunal del Santo Oficio.

Desde 1481 hasta 1785, fue sede de esta institución religiosa, con un breve paréntesis de los años 1621-1623, como consecuencia de los daños sufridos por una riada.

En 1785, la Santa Inquisición se traslada al antiguo Convento de las Becas (hoy Convento de Santa Clara). Este mismo año, el castillo es donado a la ciudad. y poco después comienzan los primeros derribos del edificio.

Actualmente, sobre sus restos se encuentra el Mercado de Triana.

Fuentes bibliográficas:

-Sevilla Desaparecida (Nicolás Salas).

-sevillapedia.wikanda.es

leyendasdesevilla.blogspot.com.es

visitarsevilla.es

sevillanísimo.es

Deje su comentario

comments