4En la fachada principal de la Parroquia de Omnium Sanctorum (Calle Feria (patrimoniodesevilla.es/paseando-por-la-calle-feriadesde-la-resolana-hasta-madre-maria-de-la-purisima)), a la derecha de la puerta ojival, se encuentra este azulejo de la Reina de Todos los Santos.
Fue pintado en 1928 por Antonio Kierman Flores, y realizado en los talleres de la Fábrica de Santa Ana de Triana. Pertenece a la Hermandad del mismo nombre, que recibe culto en la propia Parroquia.
El 1 de Noviembre de 1954, festividad de todos los Santos, Pìo XII proclama la Realeza de la Madre de Dios. La Hermandad vio colmados sus anhelos, celebrando por dicho motivo solemnes fiestas.
Por este acontecimiento, la Hermandad de la Reina de Todos los Santos, acordó colocar este azulejo, para perpetuar tan insigne acontecimiento.
El azulejo se encuentra protegido en su parte superior, por un “tejado” compuesto de tejas de azulejos, del que cuelgan a ambos lados 2 pequeños faroles. Dicho “tejado”, se encuentra unido a la pared por dos brazos de forja.

Deje su comentario

comments