Este edificio de estilo neoclásico se encontraba en la Calle Marqués de Paradas, donde actualmente hay un  Centro de Salud. Perteneció al doctor Leopoldo Murga Machado, Fundador del instituto de Higiene.

El edificio, con vocación de templo romano, e inspirado en el Museo Británico, fue construido entre 1905 y 1907  por el arquitecto Francisco Franco Pineda como residencia, clínica, laboratorio y dependencias científicas del doctor  Murga.

La nave central estaba dedicada a trabajos de laboratorio, bacteriología y gabinete de consultas. En el pabellón de la izquierda estaba instalado el centro de electroterapia, y en el pabellón de la derecha, la sección de hidroterapia.

El jardín del edificio estaba flanqueado por grupos escultóricos, haciendo referencia a alegorías de la higiene y los baños . Estas esculturas, realizadas en piedra, fueron obra de Adolfo López Rodríguez, escultor sevillano de comienzos del XX.

Desde su cierre en 1938 estuvo completamente abandonado, hasta que se ordenó su derribo en el año 1958, sin plantearse siquiera su restauración para adaptarlo a otros usos. Ni tan siquiera se conservaron las magníficas esculturas de su jardín, que fueron tristemente destruidas.

Desconocemos qué motivos llevaron a los dirigentes de la época, a desprenderse de este magnífico edificio, que hoy día sería único en Sevilla.

Fuentes bibliográficas:

derribosdesevilla.blogspot.com.es

elpasadodesevilla.blogspot.com.es

postalesyfotosantiguasdesevilla.blogspot.com

callesdesevilla.blogspot.com

Deje su comentario

comments